lunes, 30 de mayo de 2016

LUCAINENA DE LAS TORRES, TURRILLAS



                   LUCAINENA DE LAS TORRES




Es un pueblo con cierto encanto. Se localiza al norte de Sierra Alhamilla, lindando con los parajes naturales de Cabo de Gata, Sierra de Cabrera, y Sierra Alhamilla. 

Está a 53 km. de Almería capital, accediendo por la carretera N- 340.A nosotros se nos ocurrió ir por la carretera que hay desde Níjar ,nos dijeron al llegar a Lucainena de las torres que hay 139 curvas, yo no las conté, pero creo que se quedaron cortos.



Los primeros pobladores se remontan al Neolítico, ya que se han encontrado varios yacimientos,

Se encuentran restos del periodo Hispano-Romano. Del periodo Árabe, destacar que era una pequeña y tranquila Villa con su mezquita,  fue entregada a los Reyes Católicos en el año 1488.

Por aquellos años a la Villa le rodeaba una muralla, probablemente árabe con seis torres que guardaban a una torre principal en la que se refugiaban los habitantes en los asedios. De ahí el nombre de "Lucainena de las Siete Torres", simplificado en nuestros días a "Lucainena de las Torres".

Se comenzó a explotar en 1896, las minas,  y desmantelaron las instalaciones después de la Guerra Civil. Fue el tiempo de mayor esplendor, Se trazó una línea de ferrocarril de 36 km. de longitud, que unía Lucainena con la Barriada costera de Agua Amarga, donde se cargaba el carbonato de hierro, con destino a los puertos del norte de España. Se pueden visitar los ocho hornos de fundición donde se calcinaba el mineral de hierro que, con el aspecto de torreones de vigilancia, se yerguen al margen izquierdo de la carretera comarcal que une a Lucainena con Turrillas

Al este de la población, en el barranco de Juagarí, nace una fuente de aguas sulfurosas.
Cuentan las crónicas que en ella sanó un cerdo enfermo revolcándose en ellas, lo cual dio lugar a la aplicación de esta agua a personas enfermas, que sanaban de sus dolencias.
Se construyeron unos baños públicos alrededor del año 1850, visitados por numerosas personalidades de la época.

Es un pueblo pequeño y muy blanco, con macetas de geranios de diferentes colores  por todas las calles está muy bonito. Esa zona es más árida y seca, y el pueblo le da un cierto aire de frescor con las plantas y con sus cultivos de olivos y vid, y con su propia producción de vino y aceite.

Para los excursionistas también están las vías verdes, antiguas vías de tren que se dejaron de usar y las han acondicionado para ser recorridas por los diferentes antiguas estaciones   a pié o en bici.

Por el interior del pueblo podemos ver la iglesia del siglo XVIII, tiene en la parte delantera un mirador desde donde se ve todo el paisaje, muy bonito. 
 
 






              TURRILLAS 

Un pequeño pueblo blanco situado entre la sierra de los filabres y la sierra de Alhamilla. Nosotros llegamos desde Lucainena de las torres, pero también se puede llegar desde Tabernas. Es un pueblecito muy pequeño, blanco.
 En la entrada del pueblo se encuentra la ermita de San Antonio, del siglo XVI , la iglesia, que lo que más destaca es la torre del siglo XVI, era una fortaleza para proteger a los cristianos de los ataques moriscos.

Es un pueblo muy pequeño desde ahí se puede ver todo el valle de Tabernas. Sus cultivos son de Almendros y olivos pero escasos.
 








































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada