lunes, 18 de julio de 2016

LA TAHA DE PITRES



                LA TAHA DE PITRES
 
Situado en la parte central de la comarca de la Alpujarra Granadina, por la carretera A- 4132, entre Pórtugos y el barranco Poqueira. Por su término municipal discurren los ríos Trevélez, Guadalfeo y Poqueira.
Comprenden los núcleos de población de Pitres —capital y sede del ayuntamiento—, Mecina, Ferreirola, Fondales, Capilerilla, Atalbéitar y Mecinilla.
Sus orígenes se remontan a la época romana, y en él se encuentran numerosos restos arqueológicos que demuestran su importancia durante período musulmán. Taha es una palabra de origen hispanoárabe, que se usaba para designar a una división jurisdiccional y administrativa de pequeñas comarcas regidas por la misma autoridad, y con una estructura defensiva para proteger a las poblaciones dependientes. Los antecedentes se remontan al siglo XIII, pero fue en el siglo XIV cuando esta estructura se afianzó en el Reino de Granada, aunque sólo en la región de La Alpujarra pervivió el nombre hasta el siglo XVIII.En el siglo XX se recupero el nombre de La Taha, para designar estos siete pueblos.
La Taha es Reserva de la Biosfera, y está en el Parque Natural y en el Parque Nacional de Sierra Nevada. En sus pueblos podemos hallar castaños centenario, fuentes naturales, ríos, barrancos y unas vistas excepcionales del paisaje alpujarreño y de la sierra. Pertenece al sitio histórico de la Alpujarra.

 PITRES
Junto al pueblo discurre el río Bermejo salpicado de cascadas (chorreones), molinos y fuentes de agua ferruginosa. Un entorno privilegiado para disfrutar de un tiempo de relajación. 


Iglesia Parroquial de San Roque o del Cristo de la Expiración,  se construyó en 1530. Durante la guerra de las Alpujarras fue quemada por los moriscos, aunque reparada posteriormente. Ya en el siglo XX fue saqueada durante la Guerra Civil y derruida casi en su totalidad. Más tarde fue reconstruida









CAPILERILLA
Es el núcleo más alto del municipio. Desde su privilegiada situación (más de 1.400 m.) ofrece unas vistas excepcionales de toda La Taha. Arquitectura  característica de la alpujarra: tinaos, pasadizos,

fuentes, lavadero, piedra y launa, son algunos de sus encantos.
Destaca la ermita de San Francisco de Paula.

 





                MECINA
Mecina es el núcleo principal del antiguo municipio de Mecina Fondales, que estaba compuesto por tres pequeños pueblos: Mecina, Mecinilla y Fondales. Es el segundo pueblo en extensión y población del municipio de La Taha. Mecina,  igual que el pequeño Mecinilla, y Fondales, conservan un grado de autenticidad arquitectónica muy grande. Sus esquinas redondeadas, las casas sin tejado, los callejones, las galerías o pasadizos como adarves, los típicos tinaos, son algunos de los muchos detalles que se pueden ver en sus rincones. Destaca la iglesia de San Marcos y San Cayetano del siglo XVI.






               MECINILLA
Barrio muy cercano a Mecina, pero con carácter independiente. Aparece en la Edad Moderna como una agrupación de quince o veinte casas entre las que destacan las residencias de las familias más acomodadas.
  Hoy apenas quedan dos o tres familias viviendo en el pueblo, pero una visita por este pueblecito, puede darnos las claves de la arquitectura alpujarreña.
 





FONDALES
 
Es el pueblo que está más en lo "hondo" (de ahí su nombre). Su arquitectura apenas ha sufrido cambios, lo que lo convierte en uno de los más puros. En él hay infinidad de tinaos o porches tradicionales y una pureza de rasgos que le hacen ser uno de los más visitados, pese a no estar cerca de la carretera principal.

Sus calles tortuosas, en cuesta, a veces estrechas, recuerdan otros tiempos y otras épocas. Conserva una pequeña ermita de la Virgen del Rosario del siglo XIX







FERREIROLA
Emplazamiento entre barrancos; de lejos sólo la torre de su iglesia nos advierte de su presencia. Pero una vez dentro descubrimos un pueblo grande, con una estructura urbana muy notable y muchos encantos que nos aparecen a cada esquina: un lavadero con una fuente. Hay un tinao de trescientos años
Destaca la iglesia de Santa Cruz del siglo XVI-XVII









ATALBÉITAR
Es un pueblo muy pequeño pero conserva todos los elementos del pueblo Alpujarreño. Además de la fuente que preside la plaza principal, cuenta con acequias que corren por algunas de las calles del pueblo, un abrevadero para los animales y un pequeño lavadero a la salida del pueblo. Destaca la iglesia del siglo XVII de la Virgen de Gracia









Son pueblos pequeños que conservan la tradición de antaño y todo su encanto y su gente muy amable



























































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada